lunes, 15 de septiembre de 2008

Camp Jesus

En un documental que ha emitido recientemente Canal+ he sabido que hay un campamento de verano en Kansas (EEUU) al que llaman Campamento Jesús. En él, aparte de inculcarles a los niños la palabra de Dios, se les enseña que la única y absoluta verdad es la que encontrarán en la Biblia, y que no hay discusión moral posible entre sus palabras, porque lo que dice la Biblia lo dice el Señor y lo que dice el señor es ley, ya sea política o ética. Hasta ahí, quizá el tema no parezca tan grave, pero cuando oigo cosas del estilo de "la homosexualidad no es algo que se puede discutir, porque en la Biblia está escrito claramente" o "Harry Potter viene de la mano de Satanás", tengo claro que ni lo que esta gente piensa es sano, ni mucho menos que se lo metan en la cabeza a niños tan pequeños.
En el documental, varios niños no paran de llorar mientras rezan y piden perdón a Dios por lo que han hecho en su corta vida. Pero ¿qué han podido hacer esos niños tan pequeños que requiera tal perdón? ¿Cómo puede un grupo de adultos, que se supone está en sus cabales, dominar a los niños por medio del miedo, sin ningún escrúpulo, y además creyendo que lo que ellos hacen a Dios le agrada?
Hay mucha gente que no debería tener hijos, o al menos que debería tener muy claros cuáles son sus derechos antes de imponerles nada.

3 comentarios:

aitor dijo...

Nada nuevo querida amiga, pero su respuesta caña al musulmán.

Txopo dijo...

¿Quiénes somos nosotros para juzgar a quien sea?
Por cierto, ¡¡Hola!!

txiribiton dijo...

He encontrado este blog salseando por ahí y justo tengo que decirte que yo con 16 años fui a pasar un mes a los EEUU, concretamente a Portland, con una familia religiosa y bushera, cómo no.

Total, que pasé una semana en un campamento religioso que era una pasada, se notaba que allí se movía dinero... los que fuimos de aquí pues pasamos del tema religioso (que ocupaba tooodas las conversaciones), pero está claro que es otro mundo y otra forma de ver las cosas, están taaan anticuados...

a seguir bien! :)