miércoles, 11 de marzo de 2009

Aprender, no estudiar

Por fin puedo escribir en el blog mientras estoy en clase. Puede que alguien que me lea esté desaprobando mi actitud ahora mismo, pero no me podrán decir que estoy desaprovechando la clase de Medios de Comunicación de Masas. Me niego a admitir que lo que B. Sanz me está contando es más útil que lo que voy a escribir ahora. Precisamente, lo que voy a contar tiene una estrecha relación con esa mujer y su asignatura.

Varias veces he hablado ya sobre implicarse, participar y buscarse un poco la vida, tanto en la vida pública como en el mundo de la comunicación, que es uno que me interesa especialmente. Esta vez (supongo que no será la última) quiero dejar las cosas claras, sobre lo que veo en la Universidad y sobre todo entre cierta gente joven.

¿Qué me ha llevado a escribir por fin algo así? Bueno, acabo de tener una especie de charla con A. Leoz, profesor de Historia de la Comunicación Social. Sinceramente, me gustan mucho sus clases, y si tenía que dar mi opinión a algún profesor, estaba claro que tenía que ser él. Pues bien, en sus clases la oportunidad de participación es muy grande. Creo que si nos pegáramos media clase discutiendo entre nosotros se le iluminaría la cara. Pero lo que he ido a comentarle es lo que me parece una injusticia, en la sociedad en general (porque también se puede interpretar así) pero especialmente en mi carrera.

Cuando una persona joven, presuponiendo que tiene inquietudes de la índole que sean, llega a una Universidad, se encuentra con un entorno que no conoce pero del que puede exprimir millones de cosas. Al principio, claro está, todos nos encontramos muy perdidos y no es plan de ir por la uni participando en eventos, foros y debates, por el desconocimiento de lo que ofrece la universidad, simplemente. Lo que ya no me parece lógico es que a mediados del primer año o incluso en el segundo, los alumnos se desvinculen totalmente de las oportunidades extraacadémicas que ofrece la universidad. En el caso de la Universidad de Deusto de Donostia cada semana hay unos 3 foros o conferencias (que yo sepa), muy interesantes, realmente. No me sirve la excusa de "no voy a ir para que un empresario me aburra" porque muy pocas veces nos hemos aburrido, los que hemos ido, claro. Y es que con el tema de los Foros de Humanidades que ofrece mi facultad estoy teniendo una especial crisis, por decirlo de alguna manera. Hace poco supe que en una conversación que mantenían dos compañeras de clase, una de ellas digo literalmente "bah, total, como no cuenta para nota no voy a ir" refiriéndose a una de estas conferencias. Unido a esto, no quiero dejar de comentar lo que la citada B. Sanz ha hecho este semestre. Esta vez, si asistimos y escribimos un articulillo sobre dos conferencias, tendremos directamente un punto en nuestra evaluación. Pues bien, celebro que quiera incentivar a los alumnos, pero me parece muy triste que el semestre pasado acudiéramos sólo los 5 o 6 de siempre y este semestre la sala esté llena, sólo porque cuenta para nota. En esas ocasiones me gustaría decir a los conferenciantes la razón por la que tantos estudiantes han ido a verle.

Hemos tenido ocasión de escuchar y preguntar lo que quisiéramos a Egibar, López y Basagoiti, y después al presidente de Telecinco y al expresidente y actual presentador de TeleDonosti, si no recuerdo mal. Hoy tendremos la oportunidad de escuchar al director de EiTB y al consejero delegado de Antena3. Veremos quién participa y sobre todo quién asiste.

He querido que este fuera sólo un ejemplo de lo que mucha gente como yo piensa que es una universidad, y en definitiva, qué significa aprender, que no estudiar.

9 comentarios:

Jokin dijo...

te veo con mala hostia hahahahha

pero qué importa que te pongan un punto más o menos? aprender, no sacar mejor nota.. no???

no sé... si vas bien, y los que no van, pues peor pa ellos oye, no te preocupes por sus vidas. el tiempo pone a cada uno donde merece, supongo.

la verdad es que yo de vez en cuando asisto, otras muchas veces no... pero pocas veces me han parecido interesantes las charlas. además siempre que digo algo no responden a lo que pregunto o te atacan y luego no tienes posibilidad de defenderte, así que te vas con mal sabor de boca y todo

por cierto el bueno de Asier da bien clase? a nosotros nos daba irrati, pero la otra profesora no le dejaba casi, pero tiene pinta de ser buen profesor la verdad. la verdad es q lo q trate cn el me cae de puta madre

Jokin dijo...

por cierto soy el unico alumno al que le molaba géneros?

Harri dijo...

a mi también me molaba la asignatura, se podían llegar a hacer curros wapos.

Con respecto a las charlas es habitual que incentiven a los alumnos con puntos, o que a veces "nos obliguen" a ir para hacer algún trabajo. Si no, no iría ni Blas.
Recuerdo que en enero vinieron los de Loyola Media a hacer un programa con los junteros de gipuzkoa. Sólo fue el bueno de Muñoa. Es triste, pero es así. y cosas así en la vida hay mil. mejor no llevarse malos tragos y disfrutar de las charlas (de las que sean amenas por lo menos).

Nerea dijo...

Jokin, no se trata de lo que me pongan en la nota, sino que la gente que cuando salgamos de aquí valga más que yo ha sido la que ha aprendido la mitad. Y aunque las cosas sean así, lo que yo digo es que no me parece bien. Y sí, en mi curso, de entre los inteligentes, serías el único al que le gustaría géneros.

Harri, discrepo en lo de "curros wapos". Y digo lo mismo: que sea triste y sea así no quita para que haya gente gilipollas que no valore que los de Deusto se han partido el culo para traer al director general de Antena 3.

Nerea dijo...

Ah, y claro que disfruto de las charlas. Si no, no iría!

Jokin dijo...

Nerea yo no soy inteligente.

y valdrán más que tu? de verdad lo crees? que no eh... que el que aprende a la larga vale más, en serio

Jon dijo...

Veamos: Géneros es una asignatura interesante lo que ocurre es que la profesora hace que sea un coñazo. Le quita todo el atractivo. Es así y debería corregirlo.

En cuanto al tema a discutir. La vida es triste y la única manera de incentivar es así: hacer que ir a lo que sea tenga beneficio. No hay que darle más vueltas.

El problema que tenemos es estructural. La gente estudia sin saber por qué. Se ha perdido la vocación. Eso hace que muchos alumnos no estén interesados en lo que estudian, pasen de las ofertas de la Universidad y sólo vayan a aprobar.

Nuestra sociedad tiende al estudio, pero no a desarrollar lo que sabe. No queremos ser sabios.

Nerea dijo...

Aun así me niego a admitir lo de "la vida es triste y no hay nada que hacer".

Anónimo dijo...

Who knows where to download XRumer 5.0 Palladium?
Help, please. All recommend this program to effectively advertise on the Internet, this is the best program!