lunes, 17 de agosto de 2009

Encantados de sufrirse

Conozco a gente que, por haber sufrido mucho en la vida, cree que tiene la autoridad para dar lecciones en esa materia. Suelen hablar con superiodidad con el argumento de que ellos "han pasado por muchas coosas y saben de lo que hablan". Existen muchos casos de este tipo y, aunque parezca mentira, puede ser gente muy variada: hombres, mujeres, ancianos, jóvenes y adultos.

Normalmente son personas que verdaderamente lo han pasado mal y andan desencantadas (temporal o permanentemente) con su forma de vivir. No ven la luz al final del túnel y, por alguna extraña razón, creen que es ley de vida y que debería ser así para todos. Estos especímenes, al econtrarse con otro individuo parejo, se sienten en su salsa, pero como alguien con una filosofía de vida radicalmente opuesta se les acerque... quedarán turbados y responderán con un "eres un ingenuo" o "lo que te queda por aprender".

Pues bien, quiero aprovechar este post para decir a esas personas (de las cuales algunas nunca lo leerán) que todos sufrimos en esta vida y que los hay que sí que lo pasan mal todos los días: porque pasan hambre, porque están postrados en una cama, porque viven una guerra o porque sus maridos les pegan. Los considero egoístas al creer que "saben de lo que hablan". Incluso esa gente con un pensamiendo opuesto que les rodea las ha pasado canutas y ha tenido muchos motivos para dejarlo todo y recrearse en su dolor. Pero finalmente no ha sido esa su elección.

Os digo que no se es más inteligente por sufrir más, ni siquiera por tener más experiencia. Mirar por encima del hombre a un iluso, a un tonto, a un ingenuo... no os hace mejores ni más listos, sino todo lo contrario. Prestad atención a estas palabras de una ilusa que dicen: querer es poder.

4 comentarios:

Black Queen dijo...

Aún me gustaría añadir algo más a tu crítica: suele tratarse de personas que nunca (o bien pocas veces) se han esforzado en aprender algo, así que basan todo conocimiento en lo que han vivido, despreciando cualquier otro tipo de progreso en la vida personal (por supuesto en la de los demás). No creo como tú que se trate de egoístas, sino más bien de incapaces: no están dispuestos a esforzarse en aprender y por ello necesitan basarlo todo en la experiencia, que es la única manera que tienen de sentirse superiores. Complejo de inferioridad suele llamarse.
Parece interesante tu blog: voy a echarle un vistazo.

Nerea dijo...

Gracias, Black Queen.

José Miguel Sánchez dijo...

Lo mejor de todo es que cuando esas personas se juntan luchan por el trono del sufrimiento:
- Tú lo habrás pasado mal, pero yo...

- No, no, yo si que lo he pasado mal... En serio, sé de lo que hablo

Así hasta el infinito, y más allá

Nerea dijo...

Pues sí, Txemi, sí.