domingo, 20 de abril de 2008

Las pequeñas cosas

Hay pequeños sucesos en la vida que hacen que cada cosa que pasa sea más fácil de llevar, o que al final del día creas que ha valido la pena, o pensar simplemente que tienes suerte. Yo soy una de esas personas que se fija en estas cosas, porque puede que con un microscopio, a veces, las cosas se vean mejor que desde una perspectiva general. Es verdad que no es bueno verlo todo siempre de una manera tan personal, pero si no lo hiciera, no tedría tantas cosas por las que alegrarme.

Me siento bien cuando entro a la ducha y justo en ese momento ponen una canción que me gusta en la radio. Hace que cante a pleno pulmón aunque sepa que hay alguien detrás de la puerta riéndose de mí o puede que maldiciéndome. Me encanta salir a la calle y comprobar que el paraguas que llevo en la mochila no sirve de nada, porque hace calor y el sol me pega en la cara.

Abro los ojos, sorpredida, cuando alguien a quien aprecio me escribe un mensaje, queriendo saber de mí, cómo me va, qué tal estoy... Hay un momento del día en el que me gusta especialmente estar en la calle, y es que ir por la Calle Mayor y que el sol del atardecer no moleste si miras hacia él, es algo que no cambiaría por nada. El sol en mis ojos, mientras los demás no se dan cuenta.

La sensación que te deja una buena película, o al menos una película que te hace pensar, comer chocolate a pequeños mordiscos, hacer el amor y que te aparezcan coloretes en las mejillas, con una sonrisa que solo se produce entonces y abrazar a la persona que tan feliz te hace. Son momentos que no duran más que unos minutos, pero son los minutos que más merecen la pena.

Tened en cuenta lo cerca que tenéis la felicidad. Sólo cuando os deis cuenta de que sois afortunados, empezaréis a ser felices.

3 comentarios:

Jon dijo...

La vida son pequeños momentos que llenan el vacío de nuestra existencia y nos hacen olvidarnos de las cosas en las que no estamos pensando en esos momentos; son distracciones.

Jon dijo...

Nos distraen de la vida y sus problemas.

Txopo dijo...

Vaya... me creía en un anuncio de comprensas...
A mi también me gusta lo de la ducha, sólo que sin radio, yo me meto el radiocassete directamente.